Sexta-feira, 15 de Janeiro de 2010

Discursos Sobre a Cidade - 81 - por Fe Alvarez

 

.

No hay suerte, dice la gente...

No hay suerte!? Qué suerte perra!

que lleva a que nazcan rosas

entre rastrojos y piedras

 

Las piedras, no tienen alma,

los rastrojos ya se queman

la rosa, ve arder sus hojas

y dá suspiros de arena.

 

Y entre suspiros y llantos,

la rosa, ya sin belleza

doblado su orgullo, cae

entre ratrojos y piedras.

 

Una niña que pasaba,

cuando se iba a la escuela

coge amorosa esta rosa

y se la lleva con ella.

 

Llegando a casa la dora

y la pobre rosa muerta

se sueña y agradecida

descansa en caja de arena.

 

 

 

Madalena, una niña? Golondrina, sirena, tórtola, mariposa de las calles y los caminos, soñadora, algo eterea, quizás irreal, fuera de tiempo y de luagar, rubia, en su sonrosado rostro llamaban la atención sus ojos, unos ojos verdes, como irisados y cambiantes, no todos los días se presentaban con la misma tonalidad y esta preciosidad, pertenecía a un matrimonio que la voz del pueblo los denominaba como "moinantes" tenian otros pequeños, pero de entre todos destacaba ella, la pequeña Madalena, se diría que era una princesita entre harapientos y ella propia desaliñada, aunque algo la diferenciaba del resto, se podía decir que tenía "angel", tendría 7 u 8 años, todos los pequeños eran explotados por sus padres, tenian que pedir limosna y con sus progenitores llevaban una vida errática. A la pequeña, le encantaba charlar con todas las personas, que le prestasen un mínimo de atención, por eso hacía sus escapadas a un barrio determinado de la ciudad, esto lo hacía cuando tenía que mendigar, en estas huidas narraba sus sueños con una alegría contagiante, los temores los omitía, por eso su felicidad se sentía soñada, casi como un espejismo en su desierto particular, o eran varios, el desierto del amor, del cariño, del desprecio, de la higiene, del frío, del analfabetismo, del hambre, de la sed... tantos desiertos en un cuerpecillo tan frágil.

 

Un buen día, supimos que los padres de Madalena se marcharan a Valpaços, dejando a la pequeña abandonada, aunque creo mas bién, que en su cabecita germinó la idea de escaparse, dar un salto adelante y así poder acceder a una vida con futuro, más acorde, más prometedor, sabía que tendría una puerta que se le abriría y así sucedió, una vecina viendo a la pequeña desamparada, decide quedársela, ella sintió en este gesto el primer paso para conseguir lo que más deseaba, ser como las otras niñas; esa señora me trajo a la pequeña pidiéndome que le cortase el pelo y se la bañase, el pelo estaba muy desaseado y lleno de piojos y liendres, el cuerpo no denotaba tanto abandono,después de desparasitarla concienzudamente, lo que no fue facil, se le vistió ropita limpia que alguien proporcionara. En esos momentos fui testigo de sus sueños.

 

- Parezco una niña normal, verdad?

 

- Qué cosas dices! eres una niña normal, pobre pero normal, no te digo... qué cosas se te metieron en esa cabecita!

 

- Y ahora podré ir a la escuela?

 

- Claro pequeña.

 

- Podré aprender a leer y hacer cuentas?

 

-Todo lo que se enseña en las escuelas.

 

- Y tener amigas? dígame, podré tener amigas?

 

- Todas las que puedas conseguir.

 

- Perdone, podré tener algún vestido nuevo?

 

- Más de uno, hay que mudarse y andar limpio.

 

- Qué zapatos tan lindos! siempre pensé que los zapatos son lo mejor del mundo, los mios siempre estaban rotos y feos. Ya me olvidaba, dónde dormiré?

 

- En una cama, dónde ibas a dormir?...

 

- Tengo que portarme bien y lo haré, estudiaré mucho, mucho y después quiero ser profesora, para enseñar todo lo que aprenda a otros niños.

 

- Eh, eh! no corras tanto que para llegar a eso, aún tiene que pasar mucho tiempo

 

- Cuando empiezo la escuela?

 

- Primero tengo que saber algunas cosas, no sé como hacer para poder tenerte sin problemas.

 

- Pues dice que soy su nieta.

 

- Las cosas no pueden ser así, tengo que aconsejarme. Después habrá que matricularte y en cuanto empiece el curso irás a clase.

 

- Viva, iré al colegio y seré como las otras niñas, tendré amigas y jugaremos! Ya no seré una niña pobre.

 

- Oye que yo no soy rica, viviremos humildemente.

 

- Quien tiene vestidos y una cama donde dormir y va a la escuela, no es pobre.

 

 Y con estas y otras razones semejantes, fue abriéndonos su alma y esos sueños, normales para muchos niños e inalcanzable para muchos otros, que se pierden sin una oportunidad y ni los vemos ni los sentimos, son pequeños transparentes o invisibles. Ella supo manifestarse y comunicar pues era un ser inteligente, muy inteligente, tenía una edad y una madurez superior a la cronológica pero su suerte no estaba en consonancia con todo lodemás. 

Madalena no lo sabía pero su dicha era efímera; inconscientemente se tambaleaba a orillas de un precipicio, negro y profundo, que engulliría sus sueños, sus nobles sueños, la escuela, la cama, las amigas, los vestidos.... ser profesora.

 

 Ese abismo se personalizó en sus padres, regresaron, indagaron y fueron a dar con la pequeña, armaron un buén escándalo, de aquellos que eran habituales por otros tiempos, vino la policía y primó el poder de unos padres que interesados con la merma del limosneo, volvieron para recuperar a su mienbro más rentable, no se invocaron los derechos de los menores. O no los había?... creo que en esas épocas, nadie pensaba tener o tenía derechos, solo obligaciones.

 

Pasó un tiempo sin que volviesemos a verla, en un sábado que fui a la verbena, que como todos saben se hacian en el Jardín Público, en el barrio de la Madalena,  ya cerca de la puerta, correteando entre los coches, mendigando, estaba ella, me estendió su manita.

 

- Madalena!?

 

-............. (silencio)

 

No volví a decirle nada, no podía, sus hermosos ojos, ahora sin brillo, me lo contaron todo, me hablaron de la falta de sueños, de su verguenza, del dolor absurdo, profundo y negro, del desánimo, de la  derrotada y así vencida, con todo el peso del mundo sobre sus débiles hombros, bajó la mirada, hundió su mentón en el pecho, dio media vuelta y se marchó, me quedé un buen rato mirándola, impotente, avergonzada también y dolorida por aquel pajarillo herido de muerte, ya no había música ni alegría, solo un amargo sabor. Cómo un proyecto de mujer, siendo aún tan tierna, pudo sentir y transmitir su fracaso de vida?

 

Pasó un tiempo y llegó, un  día llegó casi de puntillas, la noticia de su muerte, un coche, la atropellara. Que Dios me perdone, pero sentí que la sirenita de las calles encontrara el camino de la liberación.

 

Cuantas Madalenas se nos cruzarán en la vida!

 

Fe Alvarez

 

 


publicado por Fer.Ribeiro às 01:51
link do post | comentar | favorito
|

.mais sobre mim


. ver perfil

. seguir perfil

. 55 seguidores

.pesquisar

 

.Junho 2010

Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab

1
2
3
4
5

6
7
8
9
10
11
12

13
14
15
16
17
19

20
21
22
23
24
25
26

27
28
29
30


.Subscrever por e-mail

A subscrição é anónima e gera, no máximo, um e-mail por dia.

.posts recentes

. Discursos Sobre a Cidade ...

. Discursos Sobre a Cidade ...

. Discursos Sobre a Cidade ...

. Discursos Sobre a Cidade ...

. Discursos Sobre a Cidade ...

. Discursos Sobre a Cidade ...

. Discursos Sobre a Cidade ...

. Discursos Sobre a Cidade ...

. Discursos Sobre a Cidade ...

. Discursos Sobre a Cidade ...

.arquivos

. Junho 2010

. Maio 2010

. Abril 2010

. Março 2010

. Fevereiro 2010

. Janeiro 2010

. Dezembro 2009

. Novembro 2009

. Setembro 2009

. Agosto 2009

. Julho 2009

. Junho 2009

. Maio 2009

. Abril 2009

. Fevereiro 2009

. Dezembro 2008

. Novembro 2008

. Agosto 2008

. Junho 2008

. Março 2008

. Janeiro 2008

. Dezembro 2007

. Outubro 2007

. Setembro 2007

. Agosto 2007

. Julho 2007

. Junho 2007

. Maio 2007

. Abril 2007

. Dezembro 2006

.tags

. todas as tags

.favoritos

. Solar da família Montalvã...

.links

SAPO Blogs

.subscrever feeds